Cuidado con las espigas

Veterinaria

miércoles 1 de junio, 2016

Cuidado con las espigas

¡Cuidado con las espigas!

Estamos viendo muchos casos en estas semanas. Las espigas tienen una forma especial y, cuando se clavan en alguna parte del cuerpo, hace que sólo avancen hacia delante: se pueden meter en los ojos, oídos, nariz, garganta y otras partes del cuerpo de vuestro perro.

La gravedad varía en función de la localización: las más leves producen heridas en piel, irritaciones de oído o nariz, y conjuntivitis o úlceras en los ojos, pero pueden llegar a ser muy peligrosas (perforaciones oculares, rotura de tímpano, y otros problemas más graves). Además, incluso en los casos leves, suele ser necesario sedar al paciente para poder extraerla, ya que son muy molestas (algunas, además, muy dolorosas como en caso de rotura timpánica o en cavidad nasal).

Por todo ello, nuestra recomendación es que intentéis evitar los paseos por zonas con espigas durante estas fechas. ¡Incluso aunque otros años no hayáis tenido problemas!

¡Aquí os dejamos una foto de una espiga que sacamos del bronquio!