Oruga procesionaria del pino

30, abril | Sin comentarios
Orugas

La oruga es un lepidóptero nocturno de nombre científico Thaumatopea Pytocampa.

Al inicio de la primavera, las orugas migran en pocesión guisadas por una hembra que teje un hijo conductor. El destino es un sitio ideal para enterrarse y formar crisálidas, que saldrán al verano siguiente como mariposa.

En el momento de la procesión forman un espectáculo atractivo para el perro y ocasionalmente para el gato (menos impulsivo), que llaman su atención y no pueden resistir la tentación de morder. lamer e incluso morder algunas orugas.

Las orugas son extremadamente TÓXICAS para los árboles, personas y animales.

El pelo urticante de la oruga se clava primero en la piel como un arpón  que contiene una ampolla de tóxico que provoca la liberación de histamina por parte del animal  y consecuente reacción alérgica.

También, con nidos caídos al suelo y pelos llevados por el viento se dan afecciones oculares.

Síntomas:

A diferencia del hombre, las lesiones cutáneas son poco frecuentes.

  • Nerviosismo
  • Síntomas de deglución rápidos
  • Se toca la boca con las patas
  • Dolor
  • Hipersalivación
  • Vómimtos en caso de haber ingerido la oruga
  • Inflamación edematosa de labios, cabeza y lengua, hasta el punto de no poder cerrar la boca. Al cabo de una hora, la lengua se tornará azulada y tiende a evolucionar hacia la necrosis (muerte del tejido) con posibilidad de pérdida de dicho trozo de lengua. Nuestro perro pronto aprenderá a sobrevivir sin esta parte de la lengua realizando una vida normal. Si se deja progresar la sintomatología, pueden llegar a tener dificultad respiratoria . edema laríngeo (sobre todo por ingestión), subida de temperatura, convulsiones, hemorragias (debido al daño en los vasos sanguíneos y alteraciones en la coagulación de la sangre) y posible MUERTE

MUY IMPORTANTE!!

Nada mas darnos cuenta de la intoxicaicón, debemos acudir INMEDIATAMENTE a un veterinario de urgencia: una atención veterinaria rápida, completa y adecuada consigue que, prácticamente todos los pacientes, se recuperen por completo, aunque necesitarán cuidados médicos muy especiales durante días.

Las medidas de tratamiento deben establecerse con la mayor rapidez posible. Cualquier retraso provoca complicaciones mayores.

Tratamiento:

  • Lavar la zona. Nunca se debe frotar la parte afectada para no romper más pelos dañados y liberar más toxina
  • Hielo en la zona de la inflamación
  • Corticoides, antihistamínicos, protectores gástricos, antibióticos, fluidoterapia,...

Prevención:

En primavera intentaremos no pasear a nuestros perros por pinares y si vemos una zona con nidos o procesiones de orugas, llamar al ayuntamiento para que tomen las medidas oportunas.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha